martes, 8 de mayo de 2018

Las manos de mi madre

Manos las de mi madre, tan acariciadoras,
tan de seda, tan de ella, blancas y bienhechoras.
¡Sólo ellas son las santas, sólo ellas son las que aman,
las que todo prodigan y nada me reclaman!
¡Las que por aliviarme de dudas y querellas,
me sacan las espinas y se las clavan en ellas!
Para el ardor ingrato de recónditas penas,
no hay como la frescura de esas dos azucenas.
¡Ellas cuando la vida deja mis flores mustias
son dos milagros blancos apaciguando angustias!
Y cuando del destino me acosan las maldades,
son dos alas de paz sobre mis tempestades.
Ellas son las celestes; las milagrosas, ellas,
porque hacen que en mi sombra me florezcan estrellas.
Para el dolor, caricias; para el pesar, unción;
¡Son las únicas manos que tienen corazón!
(Rosal de rosas blancas de tersuras eternas:
aprended de blancuras en las manos maternas).
Yo que llevo en el alma las dudas escondidas,
cuando tengo las alas de la ilusión caídas,
¡Las manos maternales aquí en mi pecho son
como dos alas quietas sobre mi corazón!
¡Las manos de mi madre saben borrar tristezas!
¡Las manos de mi madre perfuman con terneza!
Alfredo Espino

domingo, 11 de marzo de 2018

El pecado y la maldad...






No se porque a costado
tanto sacrificio si en el
mundo solo he visto 
el pecado y la maldad.

En el mundo no se puede estar
la gente camina sin rumbo
sin esperanza y sin amor
es cuestión de perdonar.

El perdón te llevo al sacrificio
en una cruz entregaste a tu hijo
por amor a la humanidad
que aun no valora tu vida
que le regalas a la eternidad.

Hoy con pasión te pido que
sin en mi corazón te tengo
en el olvido me acerco a tu
bondad para que en mi reine 
la paz y ante tu trono poder llegar.

jueves, 18 de enero de 2018

Perdon y Perdona

Hoy pido perdón, por la ofensa
por no hablar cuando debí hacerlo
y hablar cuando no debí hacerlo
por la falta cometida, por el dolor
que aun siente mi alma.

pido perdón, por no llegar a tiempo
por dejar pasar el tiempo, por llegar
demasiado tarde para poder limpiar mi falta ,
de nuevo otra partida
dejo huellas en mi vida.

La lección esta aprendida, debo ver lo bueno
y no lo malo cada dia, juzgar no sera parte 
de mi vida, he aprendido a valorar el tiempo y
el sabio consejo y la esperanza que nunca se
acaba de poder caminar aun en la tormenta
y ver al final del túnel el alma que ve la 
salvación que se aguarda.

He perdonado mi ser y aunque muchos no lo
quieren ver se que algún dia entenderán 
que en mi corazón nunca hubo maldad, 
hay que buscar la paz y si alguien no quiere
sanar dale otra oportunidad la vida nunca
se va sin cobrar y al final todo lo que dejas
debe ser amor en vez de odiar.

Odio es igual a vanidad al buscar lo que otros
te quieren negar la maldad es algo que no se le 
puede dar lugar te impide crecer y llegar a conseguir
la felicidad, la salud se quebrantara, los celos y la
envidia forma parte del mundo infernal donde 
cada cual siente que es mejor que los demas
y al final todo se acabara.

Nota:


Hoy dedico esta melodía a una mujer que sufrió
mucho en la vida, ya dejo su lugar quizás aquel
que nunca la supo valorar y en su vida habrá aflicción
porque amo sin esperar galardón pero aun así dejo
huellas en la vida que el que ama alcanzara en la vida
la admiración y el perdón que ella ofendió para buscar
en su ejemplo lo mejor, gracias y aun en la vida
dejaste un amor que nunca se olvida...